Hacia un nuevo modelo económico y social en España
Comercio•Hostelería-Turismo•Juego
Miercoles, 12/12/2018
Portada > noticia
ACUERDO LABORAL ESTATAL DE HOSTELERÍA (ALEH)

Una apuesta por la profesionalidad y el mantenimiento del empleo en el sector de hostelería

27/11/2013 | CHTJ-UGT Acción Sindical

Se ha firmado hoy día 26 de noviembre de 2013 el nuevo Capítulo del Sistema de Clasificación Profesional que será plenamente aplicable a partir del 31 de enero de 2014.

Mantenimiento de las áreas funcionales y de los puestos de trabajo y ocupaciones (antiguas categorías profesionales) en el sistema de clasificación profesional

El nuevo sistema de clasificación profesional del ALEH va a conservar todas las áreas funcionales del sector de Hostelería, en una regulación que fue en su día pionera al acuñar esta división de las actividades laborales en las empresas y que posteriormente fue adoptado en otros ámbitos sectoriales como medio de ordenación y limitación de la movilidad funcional.

Por tanto, el mantenimiento de las áreas funcionales supone un límite a la movilidad funcional muy importante y garantiza la profesionalidad de las trabajadoras y trabajadores de la Hostelería y su carrera y promoción profesionales.

La sustitución de las categorías profesionales, por imperativo legal, por puestos de trabajo u ocupaciones supone un cambio más nominal que real o práctico, ya que estos puestos de trabajo no dejan de ser las antiguas categorías profesionales, que son reproducidas todas ellas con las funciones básicas hasta ahora reguladas, que permanecen por tanto en el nuevo sistema de clasificación en toda su extensión y contenido, exigiendo el ALEH que tanto en el contrato de trabajo como en las nóminas siga apareciendo el puesto de trabajo correspondiente a cada trabajadora y trabajador.

Los convenios colectivos territoriales al fijar los niveles salariales deben de tener en cuenta el sistema de clasificación profesional, como sucedía hasta ahora, recogiendo los puestos de trabajo que se corresponden a las antiguas categorías profesionales.

En este sentido resulta especialmente elocuente la regulación que sobre encuadramiento profesional se contiene en el nuevo artículo 11.2 del IV ALEH:

“En los contratos de trabajo escritos y en los recibos de salario, en el campo destinado a la antigua categoría o a grupo profesional, se indicará éste y además la ocupación o puesto de trabajo para la que se haya contratados inicialmente al trabajador o trabajadora, según la nomenclatura de los mismos que figura detallada en el artículo 15 del presente Acuerdo”.

La nueva estructura de los grupos profesionales.

Se simplifica la estructura de los grupos profesionales que queda fijada en tres por cada Área funcional, denominándose como Mandos, Técnicos y Especialistas, y Asistentes.

La razón para denominar al tercer grupo como Asistentes viene determinada por la necesidad de no subsumir o considerar a los puestos de Ayudantes, en el Área funcional tercera (restaurante, sala, bar y similares), como puestos de meros auxiliares. Esa razón motiva asimismo el cambio de denominación de las antiguas categoría profesionales de auxiliares de colectividades, catering y restauración moderna, que responden a actividades propias de estos específicos establecimientos, con el fin de no confundir el puesto de trabajo del Ayudante de camarero/a entre otros puestos de meros auxiliares.

Desde CHTJ-UGT siempre hemos mantenido, durante todo el desarrollo del proceso de negociación de este Capítulo, la necesidad de dignificar, proteger y promocionar a las compañeras y compañeros con la categoría profesional de Ayudantes de camareros/as, por considerar que desarrollan funciones efectivamente cualificadas y asimilables esencialmente a las desarrolladas por los profesionales con categoría de camarero/a. La posición de otros interlocutores en el proceso de negociación ha supuesto que estos puestos de trabajo de los Ayudantes de camareros/as no estén incluidos en el grupo de técnicos y especialistas, como ocurre en el resto de las Áreas funcionales, pero afortunadamente hemos podido impedir que su encuadramiento en el nuevo sistema de clasificación profesional suponga su consideración de auxiliares, con la postergación consiguiente tanto en materia funcional como retributiva, que ahora queda limitada efectivamente. 

A los convenios colectivos territoriales corresponde ahora garantizar el establecimiento de adecuados niveles salariales, teniendo en cuenta las funciones asumidas por los mandos, técnicos y especialistas, y asistentes, que eviten situaciones de discriminación y desigualdad retributiva entre puestos de trabajo de un mismo o similar valor.

La limitación de la movilidad funcional y la garantía de mantenimiento del empleo en el sector de Hostelería.

La nueva regulación del sistema de clasificación profesional incorpora limitaciones a la movilidad funcional, sobremanera cuando la misma se desarrolla fuera del grupo profesional, exigiendo la concurrencia de causa justificada y la intervención sindical en su control efectivo, incorporando en este sentido el ALEH la regulación ya contenida en el II Acuerdo Interconfederal para el Empleo y la Negociación Colectiva (2012, 2013 y 2014) de 25 de enero de 2012, suscrito por CEOE y CEPYME de una parte y por UGT y CCOO de otra.

No solo se refuerza el carácter motivado de la movilidad funcional, que cuando suponga asumir funciones de inferior grupo profesional ha de ser por el tiempo imprescindible y manteniendo la retribución del grupo superior, como hasta ahora acontecía, sino que además la medida de movilidad funcional ha de adoptarse con el fin de evitar despidos, como medida previa a éstos, lo que supone apostar decididamente por el mantenimiento del empleo.

La movilidad funcional fuera de grupo, que se considera extraordinaria será necesariamente temporal, por el tiempo necesario para su atención y nunca más de seis meses en un año o de ocho meses en dos años, debiendo la empresa probar la concurrencia de razones económicas, técnicas, organizativas o de producción que las justifiquen, con entrega de informe de esta situación con la máxima celeridad a la representación legal de los trabajadores, tanto sindical como unitaria. En caso de desacuerdo, las partes podrán solicitar la intervención de la comisión paritaria del presente Acuerdo o, en su caso, de los servicios de mediación y arbitraje o de otras instancias legalmente establecidas, que resulten competentes por razón del territorio en el que se suscite la controversia. Esta movilidad respetará los derechos de las nuevas funciones, en particular las correspondientes al nivel retributivo de las mismas si son superiores y según lo establecido en el convenio colectivo de aplicación, en su caso, salvo que sean inferiores, en cuyo caso se mantendrá la retribución de origen. Finalmente se pacta que tampoco será posible invocar causas de despido objetivo por ineptitud sobrevenida o falta de adaptación en estos supuestos, si el empresario no ha ofrecido al trabajador o a la trabajadora un curso dirigido a facilitar la adaptación a las modificaciones operadas en su puesto de trabajo.

En definitiva la regulación sobre la movilidad funcional que se recoge en el nuevo artículo 19 supone establecer una marco seguro de las condiciones en las que se puede desarrollar la misma, garantizando el mantenimiento del empleo como fin último, así como la profesionalidad de las trabajadoras y trabajadores del sector, sin que pueda suponer la referida movilidad funcional en caso alguno el menoscabo de la formación profesional del trabajador o trabajadora afectada y con respeto en todo caso a su dignidad personal y profesional y salvaguardando su integridad física y psíquica, como se establece de manera expresa en el acuerdo.

La regulación novedosa de un sistema de promoción profesional.

El ALEH tenía pendiente incorporar una regulación relativa al ejercicio efectivo del derecho de promoción profesional, que es un derecho básico de las trabajadoras y trabajadores con carácter general, y en el sector de la Hostelería en particular. 

Con el nuevo capítulo se incorporara finalmente al ALEH una regulación que va a permitir a las trabajadoras y trabajadores del sector ejercer su derecho a la promoción profesional y económica, de manera que cuando en una empresa se produzca vacante en un puesto de trabajo, antes de proceder a la contratación de un nuevo trabajador o trabajadora deberá ofertarse la promoción interna a personas que desempeñen funciones de inferior ocupación o grupo profesional, lo que garantiza un efectivo ejercicio del derecho de promoción en el sector

La incorporación de esta previsión al ALEH supone un avance muy importante en la defensa de los intereses de las trabajadoras y trabajadores del sector, resultando uno de los mejores logros que se obtienen en la negociación que ha llevado a este acuerdo.

CHTJ-UGT. Avenida de América, 25 - 4ª planta • Tel. 915897309 /10 /13/14 • Fax 91 589 7477 • 28002 Madrid
chtjugt.com UNI UGT Confederal IUF-UITA-IUL Imatek