Las bonificaciones a la contratación no van a determinar la creación de empleo

Con la crisis sólo se ha devaluado el factor trabajo por eso hay que preservar la Negociación Colectiva

Las bonificaciones a la contratación no van a determinar la creación de empleo

26/02/2014 | UGT

El Secretario de Acción Sindical de UGT, Toni Ferrer ha manifestado hoy que es la primera vez que ante una crisis “en vez de devaluarse el valor de los bienes y servicios, el único factor que se ha devaluado ha sido el factor trabajo que ha bajado del 49 al 44 mientras se ha revalorizado el factor capital, que ha pasado del 41 al 45.”

En las Jornadas Federales de Negociación Colectiva y Acción Sindical organizadas por la Federación de Industria de UGT (MCA-UGT), Ferrer ha manifestado que es más necesario que nunca

“preservar como la pieza más preciada, como nuestra seña de identidad, la Negociación Colectiva e intensificando el papel socio-político del sindicato”.

En este sentido ha destacado la importancia de las próximas Elecciones Europeas para conseguir avanzar en la Europa Social y una salida solidaria de la crisis o continuar en la línea actual con las políticas de austeridad y el sufrimiento de los ciudadanos.

Toni Ferrer ha resaltado además la necesidad de “desarrollar políticas salariales que contribuyan a la recuperación” frente a la devaluación salarial que predican Gobierno y empresarios.

Tras su intervención en la jornada, el Secretario de Acción Sindical de UGT ha aludido a la medida anunciada por el Presidente del Gobierno de establecer una “tarifa plana” de cotizaciones a la Seguridad Social de 100 euros mensuales a los nuevos contratos indefinidos señalando que se trata de “un regalo a los empresarios” que va a servir “para mantener y aumentar la precariedad en el empleo”.

“Con esta medida” ha explicado, “lo único que se hace es transferir dinero público al bolsillo de los empresarios, perjudicar al sistema público de pensiones y que realmente no va a apostar por la estabilidad en el empleo ya que el único compromiso que se le pide al empresario es mantener al trabajador tres años contratado, de manera que en el mejor de los casos estaríamos ante un contrato temporal de más duración”.

Ferrer ha recordado que “lo que determina la creación de empleo no son las bonificaciones y ayudas a la contratación sino la actividad, la demanda y la necesidad del empresario de aumentar la producción de bienes o servicios, no porque se abaraten las cotizaciones va a haber más contratación”.